Playas de Ribadesella. Para todos los gustos!

 

Playa de Vega

La playa de Vega tiene una extensión de 1,5 km y se encuentra a unos 5 minutos en coche del centro de la Villa de Ribadesella.

El nivel de ocupación suele ser medio, ofreciendo en raras ocasiones la sensación de saturación por ser de gran extensión. Se trata de una playa protegida de dunas cambiantes, circundada por el Camino de Santiago y con todos los servicios, duchas, vigilancia, etc y una buena oferta en gastronomía.  También cuenta con un aparcamiento gratuito y de pago en temporada.

La playa es accesible para personas con minusvalías, posee pasarelas y WCs.

En la parte del final de la playa se practica el nudismo de forma opcional y compartido, nudistas y “textiles”.

Es una playa muy apreciada por los aficionados al surf, suele ser ventosa y con fuerte oleaje aunque tiene zonas destinadas al baño y está protegida.

Playa de Santa Marina

Una de las playas urbanas más hermosas del Cantábrico.

La playa de Santa Marina es la playa de la villa de Ribadesella, se trata de una gran arenal que recorre parte del pueblo de Ribadesella con un bonito y animado paseo.

En ella desemboca el río Sella. Está rodeada de bonitas villas y casas señoriales que son residencia de veraneantes de Ribadesella y locales que viven todo el año.

La playa se cierra en forma de concha por un gran monte cubierto de vegetación en un extremo y por el otro la punta del Caballo que cierra aún mas la playa.

La playa es accesible para personas con minusvalías, posee arenal certificado por la Asociación Española de Normalización y Certificación (Aenor).

Playa de Arra

La playa de Arra es un pequeño pedral de gran valor geológico y paisajístico que constituye un excepcional mirador sobre los escarpados acantilados que rodean la costa.

Con forma de concha alarga y compuesta por encrespadas y caprichosas rocas, cantos rodados y arena gruesa surge la playa de Arra, el último arenal del concejo de Ribadesella. El pedral de Arra es un excepcional mirador sobre la costa y el paisaje que la rodea, de naturaleza auténticamente rural y abruptos acantilados.

Una marcada grieta pone fin en el pedral de Arra a un extenso tramo de costa jurásica.

Durante la bajamar se crean dos piscinas naturales en forma de poza que permiten el baño y son perfectas para los más pequeños.

Lugar ideal para tomar baños de sol y disfrutar de un mar con alto nivel de salinidad.

Playa de Guadamía

La playa de Guadamía o Aguamía, es la más oriental del municipio y sirve de frontera con el vecino Llanes.

Se trata de una playa calificada como natural, de gran interés paisajístico, que cuenta con un entorno de carácter rural muy atractivo (acantilados, bufones), forma irregular y unos 80 metros de longitud de arena fina y blanca, con agua tranquila idónea para el baño.

El acceso se realiza desde el pueblo de Llames de Pría por un antiguo camino carretero, hoy hormigonado. Cuenta con un pequeño aparcamiento en sus inmediaciones.

Playa de carácter natural, no está equipada con servicios, salvo el de limpieza de playas, señalización de peligro y un pequeño restaurante en las proximidades.

En nuestros alrededores, en los municipios de Colunga, Caravia, Llanes y Ribadedeva también hay magníficas playas para todos los gustos. Desde pequeñas calas aisladas como San Antonio, pequeñas playas con chiringuito como la Playa de Cuevas, grandes playas como la playa de la Espasa o la playa de la Franca o playas únicas y tan sorprendentes como Gulpiyuri, una playa en el interior, en medio de una pradería donde el agua riega el arenal a través de un conducto natural bajo el acantilado.

 

Fotografía de cabecera: David Alvarez López